jueves, 29 de junio de 2017


Los 70 años 

del filósofo

Peter

Sloterdijk

El filósofo Peter Sloterdijk es un hombre grande en todos los sentidos. El hombre que se hace llamar un ogro alborotado, es un gigante. Espiritualmente, la apariencia de Sloterdijk es notable. Como autor ha creado una amplia obra en los últimos treinta años. Sloterdijk, debe ser reconocido, sin reproche, como un atleta del pensamiento filosófico. Se le considera uno de los pensadores más importantes de nuestro tiempo.
Filósofo, escritor, profesor, conferenciante y provocador. Peter Sloterdijk es uno de los filósofos de la sociedad contemporáneos más conocidos y más prolíficos. Ha publicado hasta la fecha una cincuentena de libros, muchos de ellos son antologías de conferencias, discursos y entrevistas. El último que acaba de publicar, en su casa editorial  Suhrkamp Verlag, es el libro «Después de Dios», en gran medida una nueva presentación de añosos textos, algunos comentarios interesantes sobre Lutero y la Reforma encontrando un «esquema de la revolución conservadora» y una «regresión con consecuencias progresivas».  Tan simple no es, pero el poder de provocación de la filosofía de Sloterdijk se encuentra, precisamente, en la traducción de cualquier descripción histórica intelectual, en una revisión aguda.
Peter Sloterdijk descansa físicamente, pero es extremadamente activo en mente. Casi todos los años publica un nuevo libro. Incluso escribe libretos de ópera. «Babilonia» de Jörg Widmann y Sloterdijk fue estrenada en 2012 por el conductor estrella Kent Nagano en la Ópera Estatal de Baviera, en Munich. Casual, articulado, y con mucha confianza pública, Peter Sloterdijk erige con sus pensamientos muy complejos edificios; ya sea en una pequeña charla en la televisión o un congreso de epistemología, con sus tesis provocadoras, que han hecho de él un pensador político de larga reputación internacional. Sus fuertes críticas a la política de refugiados de la canciller alemana provocó encendidos debates en los medios de comunicación. Él predijo que Merkel daría un paso atrás y Europa iba a desarrollar una política de frontera común. Y tenía razón.
La obra maestra de Sloterdijk es la trilogía «Esferas» publicada entre 1998 y 2004. Para entender el fenómeno de la globalización, en su inicio, metafísica y cosmología; su territorio y su dimensión electrónica, deben estudiarse sus tres volúmenes: Las personas siempre son seres flotantes, es decir, estados de ánimo compartidos y supuestos comunes dependientes. Los hombres son habitantes de burbujas, ensombrecidas por las ilusiones, envueltas en ideas mal entendidas. Esa es la tesis de «Esferas» con la que la filosofía subversiva de Peter Sloterdijk trata de probar, a través de la historia europea de las ideas, el viaje salvaje que la existencia-en-el-mundo humano significa: siempre nadar en esferas inestables, permaneciendo en compartimientos.
La preocupación excesiva con la filosofía tiene sus orígenes en su juventud. Nació el 26 de junio de 1947 en Baden Karlsruhe y se crió «sin elemento paterno formativo»; con su hermana y con su alemana madre soltera. Su padre, un conductor de camión y marinero holandés, dejó a la familia antes de tiempo. Sloterdijk dice en retrospectiva  que el «silencioso soliloquio filosófico» para hacer frente a su «habitual agitación juvenil» le ha hecho fuerte para el pensamiento y le enseñó a mantener la orientación en el edificio del intelecto.
1968 fue el año de su despertar intelectual, un año que le formó con sus convulsiones políticas. Para estudiar filosofía, germanística e historia, fue primero a Múnich y luego a Hamburgo. A una velocidad vertiginosa, escribió su tesis, «La literatura y la organización de la experiencia de vida», y recibió su doctorado en 1976. Luego vivió dos años en completo aislamiento en la India, en el ashram del líder de la secta Bhagwan Shree Rajneesh (Osho), tratando de encontrarse a sí mismo y su interior.
En 1980 Sloterdijk surgió en Alemania como escritor al escribir un éxito de ventas: su primera gran obra, los dos volúmenes de la «Crítica de la razón cínica» (1983),  que es, con 150.000 copias vendidas, la más exitosa obra filosófica a partir de 1945. Después de eso, numerosas obras y ensayos a través de la historia intelectual alemana. Es brillante y con un análisis intensamente formulado, con Nietzsche, Freud, Heidegger y, aparte, con Habermas. Dicho sea de paso, fue profesor en Viena.
El 2002, un filósofo de escritura altamente complicada, en la tierra de poetas y pensadores, es presentador de televisión. Durante diez años entretuvo con un programa de entrevistas, «El Cuarteto Filosófico» (Philosophical Quartett), con Rüdiger Safranski, en la ZDF; argumentos filosóficos con humor, pensadores de mesa redonda con observaciones agudas y punzantes preguntas. Un inusual programa en el panorama de la constelación de canales de la televisión alemana.
Desde 1992 fue profesor de filosofía y estética en la Universidad de Diseño, la HfG, en su ciudad natal de Karlsruhe. Durante 14 años, de 2001 a 2015, fue su Rector y guía de los estudiantes. Durante 30 años, Peter Sloterdijk ha polarizado con sus escritos sociopolíticos. Eso parece agradarle. Un nativo de Baden, que se centra no sólo en la buena comida, también en el buen humor, en la filosofía. Multitud de enemistades y críticos se convocan para cada nuevo libro en la prensa alemana sobre la escena. Sloterdijk no se preocupa. Los dolores de cabeza lo hacen sólo los simposios en su honor. Por su avanzada edad siempre serán conscientes de su presencia, bromea. Él tiene grandes planes. Su propia filosofía es un deporte privado.
Peter Sloterdijk, rebosante de ideas. A menudo vienen de sorpresa, como un golpe. La alegría del incidente es promovido al nivel de energía retórica. La respiración pesada del orador corpulento que no encaja en un soñador confeso y aeronauta, y ciertamente no en un defensor entusiasta de todos de los medios del mimo, animación y levitación, es irritante durante sus actuaciones. Pero sus escritos dicen exactamente lo contrario. Peter Sloterdijk ama el gran show. Él mismo es un «pensador en escena», como él una vez caracterizó a Nietzsche, cuyo estilo perfeccionó en los medios, sobre todo la hiperbólica y la elíptica, la exageración y la omisión. Es un estilo de escritura que está cerca de la oral, un estilo que sabe cómo los aspectos preformativos del habla; transformados en la escritura; gestos, expresiones faciales, ritmo del habla.
Peter Sloterdijk es el fisonomista de la pasión, convencido de que se enfrenta a formar mutuamente. Fuera de toda duda, hay mucho que aprender del maestro de la universidad, de la comunidad. Se ve a sí mismo constantemente como Salvador del malentendido, como el Mesías que viene de pensar la liberación de los dioses falsos. Porque todos necesitamos una re-formación fundamental, expulsar finalmente las «sutilezas metafísicas», todos esos malos hábitos de pensamiento y sentimiento que todavía cuelgan de las faldas del espectro de la religión. Como Sloterdijk dice, hay que realizar «estudios de la misión secular»: para él la Filosofía es el entrenamiento de la supervivencia, de ahí su preferencia por las metáforas de guerra y lenguaje de generales que hace al lector el receptor de los imperativos.
Peter Sloterdijk, el pensador de los hechizos, a los setenta años está en el umbral. Gusta mantenerse en climas mediterráneos, en Provenza tiene una residencia. Puede retirarse si quiere, pero también puede seguir participando y dar azúcar a los monos de ambición salvaje.
Este es Sloterdijk, probablemente el único pensador de importancia en Alemania: por un lado, le gusta irritar a los valientes críticos que han leído poco de él. Por otro lado, requieren sus actuaciones como filósofo de importancia mundial, como topógrafo cultural desde la Edad de Piedra a la globalización, como proveedor de energía en algún bien excitado debate nacional. Peter Sloterdijk es hoy en día,  un pensador agudo de edad joven, de 70 años. Felicitaciones.

[Texto condensado y editado libremente  por http://arlequibre.blogspot.pe/ a partir de publicaciones de la prensa alemana, anotadas abajo, empleando el traductor de google]

Fuentes:



lunes, 26 de junio de 2017

Libros e Índices de libros de Peter Sloterdijk Publicados en Castellano

Peter Sloterdijk
Cuarta Entrega–

Libros e Índices de libros
de Peter Sloterdijk
Publicados en Castellano

sábado, 10 de diciembre de 2016

Patti Smith - A Hard Rain's A-Gonna Fall (Ceremonia Nobel 2016)



Patti Smith - A Hard Rain's A-Gonna Fall


(Ceremonia Nobel 2016)



A hard rain's a-gonna fall  – Bob Dylan 
   
Una fuerte lluvia va a caer Bob Dylan

Oh, where have you been, my blue-eyed son?
¿Oh, donde has estado, hijo mío de ojos azules?
Oh, where have you been, my darling young one?
¿Oh, donde has estado, mi querido muchacho?
I've stumbled on the side of twelve misty mountains,
He tropezado sobre la ladera de doce montañas brumosas,
I've walked and I've crawled on six crooked highways,
He caminado y me he arrastrado sobre seis sinuosas autopistas,
I've stepped in the middle of seven sad forests,
He caminado en medio de siete tristes bosques,
I've been out in front of a dozen dead oceans,
He estado fuera enfrente de una docena océanos muertos,
I've been ten thousand miles in the mouth of a graveyard,
Me he adentrado diez mil de millas en la boca de un cementerio,
And it's a hard, and it's a hard, it's a hard, and it's a hard,
Y es dura, y es dura, es dura, y es dura,
And it's a hard rain's a-gonna fall.
Y es una dura lluvia la que va a caer.

Oh, what did you see, my blue-eyed son?
¿Oh, qué viste, hijo mío de ojos azules?
Oh, what did you see, my darling young one?
¿Oh, qué viste, mi querido muchacho?
I saw a newborn baby with wild wolves all around it,
Vi a un recién nacido completamente rodeado de lobos salvajes,
I saw a highway of diamonds with nobody on it,
Vi una autopista de diamantes con nadie sobre ella,
I saw a black branch with blood that kept drippin',
Vi una ensangrentada rama negra que permanecía goteando,
I saw a room full of men with their hammers a-bleedin',
Vi una sala llena de hombres con sus martillos ensangrentados,
I saw a white ladder all covered with water,
Vi una escalera blanca toda cubierta de agua,
I saw ten thousand talkers whose tongues were all broken,
Vi diez mil de oradores cuyas lenguas estaban todas rotas,
I saw guns and sharp swords in the hands of young children,
Vi armas y afiladas espadas en manos de niños pequeños,
And it's a hard, and it's a hard, it's a hard, it's a hard,
Y es dura, y es dura, es dura, y es dura,
And it's a hard rain's a-gonna fall.
Y es una dura lluvia la que va a caer.

And what did you hear, my blue-eyed son?
¿Y qué oíste, hijo mío de ojos azules?
And what did you hear, my darling young one?
¿Y qué oíste, mi querido muchacho?
I heard the sound of a thunder, it roared out a warnin',
Oí el sonido de un trueno, rugió fuera como advertencia,
Heard the roar of a wave that could drown the whole world,
Oí el bramido de una ola que podría ahogar el mundo entero,
Heard one hundred drummers whose hands were a-blazin',
Oí cien tamborileros cuyas manos estaban ardiendo
Heard ten thousand whisperin' and nobody listenin',
Oí diez mil susurros y a nadie escuchándolos
Heard one person starve, I heard many people laughin',
Oí una de persona hambrienta, oí mucha gente riendo
Heard the song of a poet who died in the gutter,
Oí la canción de un poeta que murió en la cuneta
Heard the sound of a clown who cried in the alley,
Oí el sonido de un payaso que lloraba en el callejón,
And it's a hard, and it's a hard, it's a hard, it's a hard,
Y es dura, y es dura, es dura, y es dura,
And it's a hard rain's a-gonna fall.
Y es una dura lluvia la que va a caer.

Oh, who did you meet, my blue-eyed son?
¿Oh, a quién encontraste, hijo mío de ojos azules?
Who did you meet, my darling young one?
¿A quién encontraste, mi querido muchacho?
I met a young child beside a dead pony,
Encontré a un niño pequeño al lado de un pony muerto,
I met a white man who walked a black dog,
Encontré a un hombre blanco que paseaba un perro negro,
I met a young woman whose body was burning,
Encontré una mujer joven cuyo cuerpo estaba ardiendo
I met a young girl, she gave me a rainbow,
Encontré una muchacha, ella me dio un arco iris,
I met one man who was wounded in love,
Encontré a un hombre que estaba herido de amor,
I met another man who was wounded with hatred,
Encontré otro hombre que estaba herido de odio,
And it's a hard, it's a hard, it's a hard, it's a hard,
Y es dura, y es dura, es dura, y es dura,
It's a hard rain's a-gonna fall.
Y es una dura lluvia la que va a caer.

Oh, what'll you do now, my blue-eyed son?
¿Oh, qué vas a hacer ahora, hijo mío de ojos azules?
Oh, what'll you do now, my darling young one?
¿Oh, qué harás ahora, mi querido muchacho?
I'm a-goin' back out 'fore the rain starts a-fallin',
Regresaré antes de que la lluvia empiece a caer
I'll walk to the depths of the deepest black forest,
Caminaré a las profundidades del más profundo bosque tenebroso
Where the people are many and their hands are all empty,
Donde la gente es mucha y sus manos están todas vacías,
Where the pellets of poison are flooding their waters,
Donde las bolitas de veneno inundan sus aguas,
Where the home in the valley meets the damp dirty prison,
Donde el hogar en el valle se encuentra en la prisión sucia y húmeda,
Where the executioner's face is always well hidden,
Donde cara del verdugo está siempre bien oculta,
Where hunger is ugly, where souls are forgotten,
Donde hambre es repugnante, donde las almas están olvidadas,
Where black is the color, where none is the number,
Donde negro es el color, donde ninguno es el número,
And I'll tell it and think it and speak it and breathe it,
Y lo contaré y lo pensaré y lo hablaré y lo respiraré,
And reflect it from the mountain so all souls can see it,
Y lo reflejaré desde la montaña para que todas las almas puedan verlo,
Then I'll stand on the ocean until I start sinkin',
Entonces permaneceré sobre el océano hasta que comience a hundirme,
But I'll know my song well before I start singin',
Pero conoceré mi canción bien antes de que comience a cantar,
And it's a hard, it's a hard, it's a hard, it's a hard,
Y es dura, y es dura, es dura, y es dura,
It's a hard rain's a-gonna fall.
Y es una dura lluvia la que va a caer.


EN PDF:
http://www.mediafire.com/file/bzfqjt11y90psci/Una+fuerte+lluvia+va+a+caer+-+Bob+Dylan.pdf

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Calendario 20016: «Limeña Girl» de Sheila Alvarado

Sheila Alvarado 
Lima, Perú

Artista plástica, ilustradora y escritora.
Medalla de plata en la especialidad de grabado en la Escuela Nacional Superior Autónoma de Bellas Artes del Perú.
Es la creadora de Limeña Girl, personaje que ha sido denominado por algunos medios como la pin-up latina por excelencia y que, a diferencia del resto de pin-ups de marcadas tendencias europeas o americanas, denota -en la mujer que Limeña Girl representa- contexturas reales, su mixtura racial, cultural, su inteligencia emocional así como el dominio de su sexualidad.
La gente reconoce la ilustración como su talento principal pero gusta de saber de ella por el inesperado desarrollo de ello sobre otras ramas: fotografía, poesía, canto, performance, dirección de arte y más, que le han abierto las puertas para hacer una novela gráfica en co-autoria con el escritor peruano americano Daniel Alarcón, exponer en binomio con el director de cine español Vigas Luna o ser invitada a entrevistar a Horacio Altuna, uno de los genios del erotismo ilustrado Argentino y al guionista Americano Peter David de la Marvel Comics y de la serie Star Trek entre otros.
Como artista, tiene 5 exposiciones individuales, 50 a nivel colectivo entre nacionales e internacionales y una decena de distinciones.

Descargar Calendario
En Pdf:
http://www.mediafire.com/download/a1ot9bdrobokb03/Calendario+2016.pdf




domingo, 10 de agosto de 2014

Blanca Varela

(Lima, 10 de agosto, 1926
- Lima, 12 de marzo, 2009) 
Antes de escribir estas líneas
Blanca Varela
(…)A través de Paz y del poeta nicaragüense Carlos Martínez Rivas, comprendí y aprendí que la poesía es un trabajo de todos los días, y que no la elegimos sino que nos elige, que no nos pertenece sino que le pertenecemos, que no es otra cosa que la realidad y a la vez su única y legítima puerta de escape.
Elogio de Blanca Varela
Mario Vargas Llosa
(…)Discreta y elegante, como las hadas de los cuentos, la poesía de Blanca Varela ha ido apareciendo de tanto en tanto, con largos intervalos, en unos poemarios breves, ceñidos y perfectos, Ese puerto existe (1959), Luz de día (1963), Valses y otras falsas confesiones (1972), Canto villano (1978), Ejercicios materiales (1993) y, por fin, su poesía reunida, con dos recopilaciones inéditas, Donde todo termina abre las alas (2001). Cada libro suyo dejaba a su paso un relente de imágenes de engañosa apariencia, pues, bajo la delicadeza de su factura, sus juegos de palabras, la levedad de su música, se embosca una áspera impregnación de la existencia, una fría abjuración del ser en trance de vivir para morir. La vida late siempre en ellas, pero amenazada y en capilla, sometida sin cesar a ordalías atroces.
BLANCA VÁRELA Y SUS CONTEMPORÁNEOS
Marco Martos Carrera
(…)El enmascaramiento, bajo la apariencia de un discurso autobiográfico, prosigue a lo largo de toda la producción poética de Blanca Varela. Sus confesiones son deliberadamente falsas, son sumamente intensas, pero al mismo tiempo, por su parquedad, por su cultivada sequedad, producen en poesía ese efecto de distanciamiento que anhelaba para la escena Bertolt Brecht. Varela introduce en sus versos, como Vallejo, distintos registros de lenguaje, una alusión culta puede convivir con una expresión típica limeña, esa yuxtaposición da como resultado una sensación de extrañeza. Esa extrañeza, esa dureza metálica que envuelve a un corazón palpitante y secretamente sentimental (…)
Desglosando "Ese puerto existe" de Blanca Varela
Por Lady Rojas Benavente 
(…)El tiempo ha demostrado la originalidad de la voz poética de Blanca Varela. Ese puerto existe es un volumen en donde dicha voz aparece con un timbre propio, y en donde el lector puede reconocerse los motivos líricos y las obsesiones existenciales de la autora. La importancia de este libro en el contexto de la poesía peruana del siglo XX es, por lo tanto, innegable.
Encuentro con Blanca Varela
Por Yolanda Pantín 
(…)Así, volviendo a la deuda que muchos tenemos con Blanca Varela, quisiera agregar algo. Yo creo que parte del trabajo de un poeta consiste en olvidar todo lo que ha leído, todo lo que ha amado intensamente, para que quede la escritura como un poso donde las voces se confunden y no le pertenecen a nadie.
Blanca Varela:
«Esto es lo que me ha tocado vivir»
Por Rosina Valcárcel
(…)¿Que cómo me autopercibo? Es una pregunta difícil. Creo que mi sensualidad y mi sexualidad controlan mi inteligencia de alguna manera, de veras creo eso. Te diré la verdad, el humor negro, todos esos elementos existen en mí, es parte de mi idiosincrasia, de mi forma de ser, pero creo que no soy en ab­soluto inteligente cuando escribo poesía, en absoluto. Es una cosa absolutamente de intuición y no sé cómo lo hago, indudable­mente es un conocimiento que he adquirido, es un oficio que tengo y que lo he adquirido de una manera inconsciente; es decir algo ha funcionado en mí que ha puesto de lado ciertos elementos, que ha escogido otros y que ha hecho como una especie de clave y ha aparecido la poesía. Funciona cuando trato los adjetivos, cuando repito cosas, cuando uso algunos silencios y ciertos elementos. Cuando me releo me doy cuenta de todo esto.


Ver Archivo: 




 

jueves, 13 de diciembre de 2012

Susan Sontag (Novena Entrega)


SUSAN SONTAG
Novena Entrega
        Susan Sontag. Riverside Drive, NY. Foto por Jill Krementz, 18/11/1974.
 
Susan Sontag
El Cartel: publicidad, arte, instrumento político, mercancía
[Estudio crítico de «El arte en la revolución: Cuba y Castro, 1959-1970»]

Los carteles no son simplemente avisos públicos. (…) Un  aviso público aspira a informar y a dirigir. Un cartel aspira a seducir, a exhortar, a vender, a educar, a convencer, a  suplicar. Mientras que un aviso público proporciona información para ciudadanos interesados o alertas, un cartel  trata de detener a los que, de otra manera, lo ignorarían. Un aviso público pegado a un muro es pasivo, y requiere  que el espectador se detenga ante él para leer lo que lleva escrito. Un cartel reclama atención—a distancia. Es  visualmente agresivo.
(…) el cartel (como la fotografía y la cinematografía) no tiene historia en el mundo pre-moderno; sólo podría existir en la era de la reproducción mecánica. A diferencia de la pintura, un cartel nunca ha tenido como propósito el de existir como objeto único. Por lo tanto, la reproducción de un cartel no produce un objeto de segunda generación, estéticamente inferior al original o con una disminución de su valor social, monetario o simbólico. Desde su concepción, el cartel está destinado a ser reproducido, a tener una múltiple existencia.
(…) La exageración es uno de los encantos del arte cartelístico, cuando su propósito es comercial. Pero el aspecto teatral de la estética cartelística encontró su expresión comedida o juguetona, cuando los carteles se volvieron políticos. (…) El arte gráfico político serio nació inmediatamente después de 1918, cuando los nuevos movimientos revolucionarios que convulsionaban a Europa estimulaban una gran efusividad de exhortación cartelística especialmente en Alemania, Rusia y Hungría. La Primera Guerra Mundial trajo como consecuencia que el cartel político empezara a constituir una rama valiosa del arte cartelístico. No es asombroso ver que mucho del mejor trabajo en el campo del cartel revolucionario lo hayan hecho los cartelistas en forma colectiva.
(…) La llegada del cartel político podrá parecer una ruptura violenta con la función original de los carteles (alentar el consumo). Pero las condi­ciones históricas que dieron lugar a los carteles, primero como publicidad comercial y luego como propaganda política, están entrelazadas. Si el cartel comercial es producto de la economía capitalista, con su necesidad de acuciar a más gente a gastar más dinero en bienes no-esenciales y espectáculos, el cartel político refleja otro fenómeno que pertenece, característicamente, a los siglos XIX y XX. Primero fue articulado en la matriz del capitalismo: el moderno estado-nación, cuyas pretensiones al monopolio ideológico tienen como expresión mínima e indisputable la meta de la educación universal y el poder de la movilización en masa para la guerra.
(…) Pero por disímiles que sean su contexto y su destino, todos los carteles políticos comparten un propósito común: la movilización ideológica. Sólo varía la proporción  de este propósito. La movilización hacia una meta es realísticamente factible cuando los carteles son el vehículo de una doctrina política vigente. Los carteles insurgentes o revolucionarios se dirigen, con más modestia, a una pequeña movilización de la opinión en contra de la política oficial prevaleciente.
(…) La mayoría de los carteles políticos, como los comerciales, dependen de la imagen más que de la palabra. El propósito de un cartel publici­tario eficaz es el estímulo y la simplificación de los gustos y apetitos; el propósito de un cartel político eficaz raramente es otra cosa que el estímulo (y la simplificación) de los sentimientos morales. Y la forma clásica de estimular y simplificar es a través de la metáfora visual. Una cosa o una idea está conectada a la imagen emblemática de una persona.
II
En la sociedad capitalista, los carteles son una parte om­nipresente de la decoración del paisaje urbano. (...)Pero lo que hace que se multipliquen los carteles en las áreas urbanas del mundo capitalista es su utilidad comer­cial para vender determinados productos y, ante todo, para perpetuar un clima social donde lo normativo es comprar. Ya que la salud eco­nómica depende de que se invadan fuertemente cualesquiera límites de los hábitos consumidores de la gente, no puede haber límite en el esfuerzo de saturar el espacio público con anuncios.
Una sociedad comunista revolucionaria, que rechaza la sociedad de consumo, por fuerza tiene que volver a definir y, de este modo, limitar el arte del cartel. En tal contexto sólo tiene sentido un uso selectivo y controlado de los carteles. Este uso selectivo de carteles en ninguna parte resulta más auténtico que en Cuba, que ha repudiado, por aspi­ración revolucionaria (impulsada, aunque no todo se reduzca a ello, por las penurias económicas impuestas por el bloqueo americano), los valores mercantiles en una forma más radical que cualquier país comu­nista fuera de Asia.  (TODO EL TEXTO EN ARCHIVO ADJUNTO)
El Hijo Pródigo
Ensayo sobre el Ensayo
Por Susan Sontag
(…) El ensayo no es un artículo, ni una meditación, ni una reseña bibliográfica, ni unas memorias, ni una disquisición, ni una diatriba, ni un chiste malo pero largo, ni un monólogo, ni un relato de viajes, ni una seguidilla de aforismos, ni una elegía, ni un reportaje, ni...
No, un ensayo puede ser cualquiera o varios de los anteriores.
(…) La más exacta de las definiciones del ensayo, así como la menos satisfactoria, es la siguiente: un texto en prosa corto, o no tan largo, que no cuenta una historia.
Y sin embargo se trata de una forma muy antigua  –más antigua que el cuento, y más antigua, cabría sostenerlo, que  cualquier narración de largo aliento que pueda llamarse en propiedad una novela. La escritura ensayística surgió en la cultura literaria de Roma como una combinación de las energías del orador y del escritor de cartas. No sólo Plutarco y Séneca, los primeros grandes ensayistas, escribieron lo que llegó a ser conocido como ensayos morales (…)Por supuesto que calificar de ensayista a un filósofo es, desde el punto de vista de la filosofía, una degradación. La cultura regentada por las universidades siempre ha mirado el ensayo con sospecha, como un tipo de escritura demasiado subjetiva, demasiado accesible, a duras penas un ejercicio en las bellas letras. El ensayo, en tanto contrabandista en los solemnes mundos de la filosofía y de la polémica, introduce la digresión, la exageración, la travesura.
(…) No es sólo que un ensayo pueda tratar de cualquier cosa. Es que lo ha hecho con frecuencia. La buena salud del ensayo se debe a que los escritores siguen dispuestos a entrarle a temas excéntricos. En contraste con la poesía y la ficción, la naturaleza del ensayo reside en su diversidad  –diversidad de nivel, de tema, de tono,  de dicción. Todavía se escriben ensayos sobre la vejez o el enamoramiento o la naturaleza de la poesía. Pero también los hay sobre la cremallera de Rita Hayworth  o sobre las orejas de Mickey Mouse.
(…) En vez de analizar los ensayos contemporáneos según sus temas  –el ensayo de viajes, el de crítica literaria y otra crítica, el ensayo político, la crítica de la cultura, etcétera–, uno podría distinguirlos por sus tipos  de energía y de lamento. El ensayo como jeremiada. El ensayo como ejercicio de nostalgia. El ensayo como exhibición de temperamento. Etcétera.
Del ensayo se obtiene todo lo que se obtiene de la inquieta voz humana. Enseñanza. Elocuencia feliz des-plegada porque sí. Corrección moral. Diversión. Profundización de los sentimientos. Modelos de inteligencia.
La inteligencia es una virtud literaria, no sólo una energía o una aptitud que se pone atavíos literarios.
Es difícil imaginar un ensayo importante que no sea, primero que todo,  un despliegue de inteligencia. Y una inteligencia del más alto orden puede ante sí y de por sí constituir un gran ensayo. (TODO EL TEXTO EN ARCHIVO ADJUNTO)
SUSAN SONTAG
BURROUGHS Y EL FUTURO DE LA NOVELA
(…) Me gustaría explorar como criterio para la nove­la la preocupación por la forma solamente. Es obvio que por forma no quiero decir esa crasa opinión según la cual, digamos, se distingue la no­vela corriente contada en tercera persona de na­rraciones en primera persona como las novelas hechas con cartas o la novela a guisa de diario. Por forma quiero decir estructura, la obra literaria análoga, aunque no del todo igual, a los cálculos que tradicionalmente entran en la composición musical o en la composición de un cuadro. De seguro que parece difícil imaginar formas para la novela que sean totalmente cuantificables, abstrac­tas —como ocurre en la música y en la pintura. El uso primario del lenguaje conecta con algo que se entiende que está más allá del lenguaje (la llamada «realidad»), y parece improbable que cual­quier empleo del lenguaje en arte quiera desesti­mar totalmente esa conexión. Sin embargo, que las obras de literatura se refieran a la «realidad» en un sentido más crudo no es obstáculo para una aproximación formalista de la novela. Que las obras literarias tengan un «asunto» o cuenten «cuentos» puede tomarse como una de las convenciones formales más interesantes y decisivas del arte li­terario.
El descubrimiento de la forma, como tal, en la novela (que equivale al descubrimiento de la no­vela como un objeto estético) es definidamente moderno. Es, realmente, el jalón del modernismo en literatura en prosa. Joyce, en Ulises, fue quizá el primer escritor que vislumbró claramente un ri­guroso y extenso diseño formal en la novela. Proust debe ser citado por su noción de las es­tructuras «musicales» del recuerdo (la tarea de na­rrar igualada a la tarea de recordar).
(…) No hay quizá un libro reciente que ejemplarice de manera central, como hizo el Ulises de Joyce, las nuevas posibilidades de alargar y complicar las formas de la prosa. Pero los escritos de Burroughs tienen prioridad.
(…)Todos los libros de Burroughs son fragmentos, en más de un sentido. Burroughs escribe una serie de entregas de una obra gigantesca, interminable. (Hasta ahora la primera entrega, Naked Lunch, resulta la más poderosa y compleja.) Y cada uno de los libros está hecho de fragmentos, cuya longi­tud, desarrollo y orden no  siguen una secuencia discernible.
(…) El principal interés de la obra de Burroughs está en la nueva, inmensamente poderosa voz que posee. Hablando estrictamente, no es una sola voz, como en logros literarios anteriores, sino un flujo de voces fragmentadas, entrecortadas que derivan de los magazines baratos, la cháchara de los locu­tores, cintillos de los periódicos, las obscenidades callejeras, los reclamos sexuales, la ofuscación científica, jerga burocrática, los comics y los diá­logos de películas de Hollywood.  (TODO EL TEXTO EN ARCHIVO ADJUNTO)
 Ver Archivo:
En Word
En Pdf

Etiquetas: ,